René Avilés Fabila - Escritor

 

Entrevista con René Avilés Fabila *

Juan Cervera

René Avilés Fabila nos dice que él es un hombre que intenta ser escritor, pero la verdad es, y nosotros lo contradecimos a rajatabla, que René Avilés Fabila es un joven gran escritor de México. Hay dos muestras de ello, su libro Los juegos, y Hacia el fin del mundo que acaba de aparecer en el Fondo de Cultura. El segundo es un libro que va a hacer historia dentro de la narrativa mexicana de hoy; está compuesto por una serie de relatos, que yo llamaría social-proféticos, fabulosos, y creo que este libro de Avilés Fabila es lo mejor que se ha escrito por dedos jóvenes en México dentro de su género. Si El llano en llamas de Rulfo fue el bombazo que agitó los páramos dormidos de la literatura mexicana de su generación, Hacia el fin del mundo es también el que va a agitar, que ya está agitando con vientos fuertes, el mundo literario mexicano de las nuevas generaciones. Esta serie de relatos de Avilés Fabila tiene mucha miga y va a ser un buen alimento para muchos. Al tiempo. También queremos vaticinar que René Avilés Fabila va a ser uno de los grandes escritores del México actual, que muy pronto romperá las fronteras y hará impacto en el mundo. Si él se siente sólo un balbuciente aprendiz, repetimos, nosotros creemos que no es tal, que este joven escritor ya está en sazón para volar a la altura que le dé la gana. Domina el oficio de escritor y tiene muchas cosas qué decir y creemos que no nos defraudará y las dirá todas sin que ningún viento lo cohíba. Con él hemos platicado largo y tendido. He aquí nuestra charla:

¿Por qué y para qué vives, René? ¿Por qué y para qué vives, René?

Vivo porque de pronto me vi depositado entre los vivos. Y ahora por que detesto la muerte, la vi cebarse en mis abuelos y me irrita. La literatura me estimula a pelear por un lugar en la historia de las letras latinoamericanas. Y la cultura y las diversiones me prueban cotidiana e indefectiblemente la importancia de vivir (no es cita de Lin Yutang).

¿Qué piensas del amor?¿Qué piensas del amor?

Que es un sentimiento maravilloso, especialmente cuando es dirigido hacia personas y existe la reciprocidad. Mejor aún siempre y cuando sea renovado y ejercido con distintas gentes (galicismo necesario).

¿Qué piensas de la amistad? ¿Qué piensas de la amistad?

Pienso que es, como el amor, otra motivación para vivir. Es espléndido saber que uno tiene amigos y que los amigos lo tienen a uno. Yo tengo muchos conocidos, pero muy pocos amigos. No llegan a diez. La experiencia nacional me ha enseñado a no creer en la amistad a primera vista. Suele resultar un fiasco.

¿Qué piensas de nuestro mundo? ¿Qué piensas de nuestro mundo?

De nuestro mundo pienso que es abominable (cf. Hacia el fin del mundo, obra donde se exponen mis puntos de vista al respecto). Sin embargo, supongo que con un poco de voluntad puede mejorarse, transformarse. Los jóvenes hemos recibido un mundo muy lamentable. Con una historia de muerte y desolación. Con miles de problemas cuya solución no es sencilla. Yo sólo pido que el mundo, mi mundo, nuestro mundo, no marche hacia la destrucción. Hay tantos esfuerzos por lograrlo. ¿Qué mundo es éste donde ametrallan jóvenes indefensos, llenan a los niños de napalm y la gente se muere de hambre?... De una cosa estoy seguro cuando pienso en este mundo: de que es un mundo bastante siniestro.

¿Qué piensas de la juventud de hoy? ¿Qué piensas de la juventud de hoy?

A la juventud de hoy puedo dividirla en dos: la negativa y la positiva (para ser obvios). La primera fracción son los jóvenes que únicamente aspiran a ganar dinero, a enriquecerse, a estar dentro de las maquinarias burocráticas, a tener aunque sea un poquito de poder económico, y a veces político. La segunda es hermosa y está constituida por aquellos que desean frenar el camino hacia la destrucción: son los que luchan por la paz, los que estudian para mejorar la situación de la sociedad, los que se enfrentan a las fuerzas represivas. Para estos últimos tengo todos mis respetos; para los anteriores, una violenta mentada de madre.

Háblanos de tu último libro.Háblanos de tu último libro.

Yo pienso que mi más reciente libro (Hacia el fin del mundo), que acaba de aparecer y ya va a ser traducido al checo, es bueno, pese a su brevedad: 117 páginas. Ahí hay cuentos de fina ironía y, lo mejor, casi todos están muy bien escritos. Digo esto para orientar a los críticos mexicanos, los que genialmente comentan cerca de cien obras en quince cuartillas; los que aguardan, cuando sale un libro interesante, para ver qué dice el primero y poder guiarse. Mira, yo pienso que en el más estricto de los sentidos, la crítica en México es inexistente. En ningún aspecto la crítica se produce. A este respecto debe tenerse presente el daño que tal ausencia hace en el desarrollo espiritual y hasta material del país. Nadie dice nada. Nadie sabe nada. Comenzar una nota diciendo: "Es un magnífico libro" y concluir: "felicitamos al autor", es lamentable. En México un novelista dijo: "se critica por odio o por amistad". No hay cuerpo de críticos sólidamente conformados, salido de las aulas, del rigor académico. Y ello daña, en lo literario, a los extremos: al lector y al escritor.

¿Qué libro de la literatura universal te hubiera gustado escribir? ¿Qué libro de la literatura universal te hubiera gustado escribir?

Supongo que El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Pero, por afinidad, veo con envidia a Fitzgerald, a Borges, a García Márquez. Pensándolo mejor, La Biblia. Así mis descendientes se harían ricos cobrando derechos de autor y cinematográficos. Amén de la jactancia natural: Mi tatarabuelito escribió ese librote.

¿A qué autor mexicano darías el Nóbel de Literatura? ¿A qué autor mexicano darías el Nóbel de Literatura?

Para que un autor mexicano pudiera llevarse el Nóbel, tendrían que nacionalizarse varios escritores extranjeros. Que por otra parte, el premiecito en cuestión está perfectamente desprestigiado. Después de sus actitudes políticas, de sus errores, después de Sartre. ¿Quién lo aceptaría? Ah, sí, Asturias.

¿Cuáles son, a tu juicio, los nuevos valores de la narrativa mexicana? ¿Cuáles son, a tu juicio, los nuevos valores de la narrativa mexicana?

Entre los nuevos, o sea los más nuevos, Gerardo de la Torre, Roberto Páramo, Xorge del Campo. Son los que han dado muestras de talento. No menciono otros quizá más jóvenes, como José Agustín debido a que la importancia de su obra está fuera de discusiones, ya es madura.

¿Hacia dónde crees que va la narrativa mexicana? ¿Hacia dónde crees que va la narrativa mexicana?

Hacia su integración con la literatura universal. El camino es aún lento e inseguro. Pero se avanza. Como dice Leñero: nuestra literatura es objeto de curiosidad exótica en Europa o en los EUA y lograr una traducción al francés, por ejemplo, es algo que pocos nacionales han alcanzado.

La actual narrativa, la más reciente, para ser más correctos, se está preparando para dar la pelea en el plano internacional. Ya no se conforma con satisfacciones domésticas. Es ambiciosa.

Creo, René, que se me termina el espacio; por mí seguiría, y tal vez otro día lo hagamos, preguntándote hasta que terminara el día, pero aquí voy a ponerte mi última pregunta...Creo, René, que se me termina el espacio; por mí seguiría, y tal vez otro día lo hagamos, preguntándote hasta que terminara el día, pero aquí voy a ponerte mi última pregunta:
"¿Qué piensas de la llamada Zona Rosa?"

La mejor respuesta está en Vicente Leñero. Nadie ha hablado con mayor lucidez sobre este barrio capitalino. Yo pienso que la Zona Rosa es excelente muestra del subdesarrollo y, consecuentemente, de la imitación hacia modelos superiores. Es un sitio para snobs, dilettanti, ligadores malos, exhibicionistas, comerciantes, rateros, vividores fracasados, niñas piratas y cosas por el estilo. Sin embargo, forma parte de lo que alguien denominaría la mitología de la ciudad (¡híjole!). En definitiva, la Zona Rosa sólo ha producido la más abyecta fauna capitalina, de seudocultos, de seudoliberados, en suma, de cretinos.

Publicado en La gazeta del Fondo de Cultura Económica. * Publicado en La gazeta del Fondo de Cultura Económica.


Arriba

Principal de Web René Avilés

 


Regreso a la portada del sitio de René Avilés Fabila